Áspero cruce entre líderes de Polonia y la UE por controversia sobre derecho europeo

0
873
El primer ministro de Polonia, Mateus Morawiecki, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, protagonizaron este martes un intercambio de advertencias a raíz de la controversia por el rechazo polaco a la supremacía del derecho del bloque.

Bruselas, Bélgica., 19 Oct-21 (Agencia).- Un cara a cara tenso hoy en la Eurocámara. La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha advertido al gobierno polaco que si mantiene su deriva autoritaria y poniendo en duda la primacía del derecho europeo sobre el nacional, le podrá congelar los fondos europeos. Incluidos los 200.000 millones de euros para recuperarse de la pandemia.

«No podemos y no vamos a permitir que nuestros valores comunes sean puestos en riesgo», dijo Von der Leyen, titular del ejecutivo de la UE, en una tensa sesión en el Parlamento Europeo.

De acuerdo con Von der Leyen, la decisión de la Corte Constitucional polaca es «un cuestionamiento a los fundamentos de la Unión Europa. Es un desafío directo a la unidad del orden legal» del bloque.

«Chantaje»

El primer ministro polaco, Mateuz Morawiescki, con un tono desafiante, ha acusado a Bruselas de chantajear al país, y ha insistido en que la Constitución polaca está por encima del derecho europeo, y que eso no contraviene con ningún principio.

«Rechazo el lenguaje de las amenazas o la coerción. El chantaje se ha tornado un método habitual de ciertos Estados del bloque, y no es la base de la democracia», dijo Morawiecki en el hemiciclo del Europarlamento en Estrasburgo, Francia.

En su discurso -que fue aplaudido por sus partidarios desde la tribuna-, Morawiecki afirmó que «la legislación de la UE tiene primacía sobre la ley nacional en áreas delegadas por cada Estado» miembro del bloque.

De momento, aunque Bruselas no descarta empezar ya a congelar el dinero, está pendiente de leer en su totalidad la sentencia polaca, pero esto es un paso más en los años de desencuentros entre Varsovia y Bruselas. Más aún cuando el Tribunal constitucional polaco, que fue el que dictó la sentencia, tiene a unos jueces elegidos a dedo por el gobierno, y donde no existen garantías suficientes sobre su independencia.

A la práctica, todo esto podría significar que Polonia está al margen del bloque, con un pie dentro, y otro fuera.

A pesar de estas palabras, Morawiecki aseguró que Polonia desea continuar siendo parte de la UE. «Es nuestro destino, Europa es nuestro lugar. No queremos ir a otro lado», insistió.

Las ya tensas relaciones entre la UE y Polonia por las denuncias de atropellos al Estado de derecho en ese país se agravaron dramáticamente después que la Corte Constitucional polaca decidió que partes del derecho europeo son incompatibles con su legislación.

Las relaciones entre Bruselas y Varsovia se volvieron tirantes en años recientes por iniciativas impulsadas por el ultraconservador partido en el poder (Derecho y Justicia, PiS) y que la UE consideró un atropello a la independencia judicial.

Con el caso elevado a la máxima corte europea, el Tribunal de Justicia de la UE, la Corte Constitucional polaca determinó que ciertos artículos en los tratados del bloque eran «incompatibles» con la constitución del país.

Anúnciate con nosotros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.