Línea Política.- Por Agustín Contreras Stein: Mas Allá de una coalición política

0
533
Agustín Contreras Stein, columnista.

DE ACUERDO a las condiciones políticas que se viven actualmente, no han faltado los analistas políticos que creen que con el tema de la reforma eléctrica, podrían fracturarse los acuerdos que ya se tienen dentro de la coalición política de los principales partidos políticos que ya formaron, recientemente, la coalición política en contra de Morena, y de todo el aparato gubernamental que existe en Veracruz.

Ante un escenario de esta naturaleza, muchos se han preguntado cuál sería la suerte, entonces, de los partidos, principalmente, del PAN, el PRI, y el PRD.

Y en respuesta, no han faltado las opiniones de agudos analistas, quienes aseguran que los partidos políticos en cuestión, buscarán mandar a sus mejores cartas políticas y que ante una proliferación de candidatos de gran altura, se presentaría otra seria dificultad para Morena, ya que los votos de los veracruzanos, quedarían, de alguna manera, divididos.

No alcanzaría todo el dinero oficial, principal estrategia política del actual gobierno, para poder cubrir las necesidades del mejor postor. Los ciudadanos, acostumbrados a estas acciones de última hora, terminarían por no votar o bien hacerlo por la preferencia mejor posicionada.

Entonces, más allá de la coalición política en Veracruz, ahí estarán Pepe Yunes, a quien se le darían las condiciones para competir y aceptaría el reto, aún cuando haya quien se oponga o utilice sus malos oficios para ponerle los obstáculos políticos suficientes, cuestión que quedaría, prácticamente, al margen, considerando que se trataría de una verdadera guerra y no de una simple batalla.

Vendría al quite, nada menos que Dante Delgado Rannauro, o alguien en quien pudiera confiar esta responsabilidad, pues es de saberse que el ex Gobernador del Estado, tiene su propio interés en participar activamente en este proceso electoral.

Por el PAN, estaría presente Julen Rementería, a quien no se le ha hecho pesada la piedra que comenzó a cargar a partir de su error político cometido con el partido político Vox, de España. Se dice que este hecho fue algo así como una peccata minuta, que no trascendió lo suficiente para sacarlo, prácticamente, de la jugada sucesoria del dos mil veinticuatro.

Es decir, en todo caso, estarían disputando la gubernatura, puros pesos pesados, con grandes posibilidades de ganar, o cuando menos de hacer perder a Morena, que en todo caso, es el propósito de la unidad política, ya probada en las pasadas elecciones y donde los resultados no fueron del todo mal, pues pudieron establecer una especie de equilibrio en la Cámara de Diputados Federal, aunque con los riesgos que ahora se han estado presentando con el problema de la propuesta presidencial, relacionada con la industria eléctrica, considerando que mucho ya se habla de presiones ejercidas desde el Poder Ejecutivo, para quienes tienen en sus manos la posibilidad de hacer cambiar el rumbo, según se tiene entendido hasta ahora, aunque nada está dicho, porque en el PRI, se estudia concienzudamente su decisión respecto a la suma de votos que darían por aprobada la reforma eléctrica, que desencadenaría un verdadero dolor de cabeza para todos los mexicanos.

Más allá de la coalición política, podrían verse cosas extraordinarias en Veracruz, quizá, las más prudentes de la historia política de la entidad.

¿Y CUÁL SERÍA, EN TODO CASO, EL ESCENARIO DE MORENA?

EN MORENA, NO ESPERAN una ruptura política de la coalición que ha sido para ellos, en verdad, una real oposición, pero no suficiente para ganarles, tomando en cuenta que tienen el poder y el dinero, hay que decirlo, para acaparar los votos suficientes. Es más, estarían trabajando para fomentarla y tener, de alguna manera, mayores posibilidades de obtener el triunfo electoral.

Ya lo están pensando y por lo tanto, también se dice, que estarían, al mismo tiempo, estructurando su plan “B”.

Para ellos, cuando menos la mayor parte de Morena, Rocío Nahle, sería su candidata a la gubernatura del Estado, pero no cuajaría tanto ante un escenario presentado anteriormente en el caso de que la coalición no existiera, por lo que tendrían que echar mano de lo que mejor les garantizara el triunfo electoral, y en ese caso se tendrían, para entonces, uno probado y el otro, en vías de fortalecerse, pero finalmente, serían dos cartas de donde echar mano.

Ahí entra, como ya hemos mencionado regularmente, la figura de Ricardo Ahued Bardahuill, a quien los morenos locales de palacio, no lo quieren, aunque goza, eso sí, del apoyo presidencial, aterrizando un supuesto acuerdo que tiene con Nahle, luego de que pudieran cambiarles el panorama político que por ahora, tienen previsto.

DE VERDAD, ES LA HORA DE LA UNIDAD POLÍTICA.

EN EL PRI, COMO EN EL PAN y el PRD, su prioridad, independientemente de la coalición política que pudieran integrar, es la unidad política al interior de cada una de estas organizaciones políticas. En los tres partidos políticos, hace falta y se requiere de una mayor cohesión política, porque en estos momentos, son los tiempos, precisamente, de la unidad, palabra que por mucho tiempo se ha expresado en diversos foros políticos de cada partido, pero que nunca han llevado a cabo, ni ha sido para ellos, una verdadera realidad.

Y MAÑANA, AQUÍ nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx                    Whatsapp: 2281-61-46-57

Anúnciate con nosotros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.