Prospectiva de Seguridad 2020: Por Ricardo Meza Domínguez: La salud pública en México lleva un siglo organizando sus iniciativas

0
407

La salud pública en México lleva un siglo organizando sus iniciativas, programas y políticas para proteger a la población contra riesgos sanitarios; con la creación de los marcos legales, el origen, el crecimiento y la consolidación de las instituciones e intervenciones de cada administración con iniciativas, programas y políticas siguen luchando para conformar la salud pública que beneficie a los ciudadanos, aunque se discuten las políticas para hacer universal la protección social en salud. Este proceso lleva mucho tiempo y abriéndose paso a través de tres generaciones y de reformas que han dado lugar a un sistema de salud que hoy ofrece protección contra riesgos sanitarios, protección de la calidad de la aten¬ción y protección financiera a los habitantes en el país.

Para entender como está conformado el sistema de salud en el país entendamos esto; se compone por dos sectores: el público y el privado. El sector público comprende a las instituciones de seguridad social Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos (PEMEX), Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Secretaría de Marina (SEMAR) y otros, que prestan servicios a los trabajadores del sector formal de la economía, y a las instituciones que protegen o prestan servicios a la población sin seguridad social, dentro de las que se incluyen Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), (antes Seguro Popular de Salud. SPS), la Secretaría de Salud (SSa), los Servicios Estatales de Salud (SESA) y el Programa, IMSS-INSABI, (antes IMSS-Oportunidades. IMSS-O).

La SSa como los SESA se financian con recursos del gobierno federal y los gobiernos estatales, además de una pequeña contribución que pagan los usuarios al recibir la atención (cuotas de recuperación). La población de responsabilidad de la SSa y de los SESA se atiende en las instalaciones de estas instituciones, que cuentan con su propio personal. INSABI se financia con recursos del gobierno federal, los gobiernos estatales y cuotas familiares, y compra servicios de salud para sus afiliados a la SSa y a los SESA, en algunas ocasiones a proveedores privados.

 

El sector privado presta servicios a la población con capacidad de pago. El financiamiento de las instituciones de seguridad social; que proviene de tres fuentes: contribuciones gubernamentales, con contribuciones del empleador, en el caso del ISSSTE, PEMEX, SEDENA y SEMAR es el mismo gobierno y las contribuciones de los empleados. Estas instituciones prestan sus servicios en sus propias instalaciones y con su propio personal. Finalmente, el sector privado se financia con los pagos que hacen los usuarios al momento de recibir la atención y con las primas de los seguros médicos privados, y ofrece servicios en consultorios, clínicas y hospitales privados.

México cuenta con una población de 125.9 millones de habitantes (2019). La proporción de hombres (49.0%) y mujeres (51.0%) prácticamente no ha variado en los últimos años. Las proyecciones para 2030 estiman una población de 138.4 millones con una tasa de crecimiento anual de 0.11%. de población. La base de esta estructura se está adelgazando por el descenso de la participación de la población de 0 a 5 años, en contraste la población de adultos mayores muestra una tasa de crecimiento superior a 4% anual que la llevará a concentrar poco más de la cuarta parte de la población nacional y en 2050 concentrará sólo 6%.

México también experimentó un proceso de urbanización en el que se ha visto involucrado prácticamente todo el país. La urbanización se asoció además a una dispersión de la población que habita en comunidades rurales, aunque tiene otro problema su población envejece paulatinamente.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso un informe semanal llamado “El Pulso de la Salud” el cual será informado a través del subsecretario de Salud, Hugo López Gatell Ramírez, donde explicara la forma en que va a funcionar la nueva política del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), el cual garantizará la atención médica a toda la población no asegurada también expuso que el informe «es para la atención médica de calidad, para los derechohabientes, del IMSS y los del ISSSTE, de igual forma para quien no tiene seguridad social».

La sociedad civil cuenta hoy con flexibilidad para rápidamente avanzar en la especialización temática de los asuntos públicos; tiene la fuerza para exigir a través de  propuestas de mejora y de efectividad sobre la gestión pública, aunque también se manifiesta públicamente pero aún tiene la oportunidad de tensión para aprovechar los nuevos canales de comunicación que caracterizan a una sociedad abierta para empujar temas clave; como la salud, la seguridad, la educación y la economía, la visión esta centralizada al escrutinio presidencial y vigila la interacción de actores gubernamentales en todos los órdenes de gobierno.

Por tal motivo la sociedad se ha manifestado en contra de la actual administración ya que la salud es un derecho propio, al igual que la seguridad, y la educación, por el simple hecho de estar asentados en la constitución política de los estados unidos mexicanos, tal como lo dijo el mandatario son parte del proyecto de nación, pero pareciera que no se esta logrando consolidar con eficacia y eficiencia dicho plan.

Muchos sectores de la sociedad principalmente los mas necesitados, se sienten desprotegidos y defraudados al no ser atendidos por las nuevas normas de atención a la salud, e incluso muchos han perdido a familiares por la falta de atención medica o por no tener para comprar los medicamentos que necesite el enfermo, esperemos que en verdad se corrijan las políticas para un mejoramiento de la atención sanitaria ya que el hartazgo puede ocasionar movimientos sociales masivos para que se le dé respuesta a sus derechos

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here