Acción climática urbana el foco del Foro de ciudades sin carbono

0
4517
Un número cada vez mayor de ciudades ya están participando en la lucha contra el cambio climático, participando en iniciativas como la Carrera a Cero Campaña. 454 ciudades ya se han unido a la campaña, que se lanzó en junio de 2020 con el objetivo de reunir liderazgo y apoyo de una amplia gama de partes interesadas para acelerar el cambio a la descarbonización.

Naciones Unidas., 25 Mar-21 (VRed).- Foro Internacional Zero Carbon City, organizado por el Gobierno de Japón, se puso en marcha hoy con el objetivo de impulsar el trabajo realizado por las ciudades en su búsqueda de cero emisiones netas.

El Foro de 2 días proporciona una plataforma para que ciudades y organizaciones de todo el mundo compartan esfuerzos concretos para acelerar la transformación hacia una sociedad resiliente y descarbonizada a más tardar en 2050. Se celebra con el apoyo del Cambio Climático de las Naciones Unidas, Iclei – Los gobiernos locales para la sostenibilidad y el Instituto de Estrategias Ambientales Globales (Iges.)

En la inauguración del evento, la Secretaria Ejecutiva de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, Patricia Espinosa, reconoció al gobierno de Japón por sus recientes progresos en materia de cambio climático, incluido el anuncio del Primer Ministro Suga de que Japón trabajará para convertirse en una sociedad carbono neutral para 2050.

Si bien esbozó las claves del éxito en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en noviembre (véase el discurso completo a continuación), destacó el importante papel de los actores no estatales como las ciudades en la lucha exitosa contra el cambio climático: «Alcanzar la red cero, especialmente en las ciudades, es una parte vital para lograr nuestros objetivos a largo plazo Acuerdo de París.»

Según las Naciones Unidas, las ciudades consumen más de dos tercios de la energía mundial y representan más del 70% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono que atrapan el calor. El Secretario General de las Naciones Unidas, António Gutiérrez, ha dicho que «Las ciudades son donde la batalla climática se ganará o perderá en gran medida.» Ciudades y regiones se unen a la carrera hacia cero emisiones de gases de efecto invernadero

Un número cada vez mayor de ciudades ya están participando en la lucha contra el cambio climático, participando en iniciativas como la Carrera a Cero Campaña. 454 ciudades ya se han unido a la campaña, que se lanzó en junio de 2020 con el objetivo de reunir liderazgo y apoyo de una amplia gama de partes interesadas para acelerar el cambio a la descarbonización.

En la reunión virtual, varias ciudades y regiones presentaron sus planes. Por ejemplo, la ciudad alemana de Bonn, sede de la Secretaría de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, aspira a ser carbono neutral para 2035. Kuala Lumpur planea tener bajas emisiones de carbono para 2030 y «carbono neutral listo» para 2040. Y el objetivo de la Carrera a Cero de Londres es convertirse en una ciudad sin carbono para 2030.

Pero aún queda mucho trabajo por hacer, y la mayoría de las principales economías aún no han subido al plato. La reciente inicial Informe de síntesis de NDC elaborados por onu cambio climático sobre planes nacionales de acción climática – NDCs – muestra que los países están muy lejos de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura global lo más cerca posible de 1,5° Celsius para finales de siglo. «Nunca la expectativa mundial y el compromiso político han estado tan separados. Es hora de cerrar esa brecha», dijo Espinosa en su discurso ante la reunión.

Véase el discurso completo de la Sra. Espinosa a continuación:

Es un placer estar aquí y agradezco al Ministro Koizumi por organizar este foro y reunir a este diverso grupo de participantes estatales y no estatales de todo el mundo.

Hace unos años, ONU Cambio Climático desarrolló un concepto que llamamos «multilateralismo inclusivo», un reconocimiento de que los gobiernos nacionales por sí solos no pueden abordar el cambio
climático.

El éxito sólo es posible cuando los actores estatales y no estatales — incluida la sociedad civil y especialmente los más vulnerables entre nosotros — son una parte activa de la búsqueda de soluciones al cambio
climático.

Esta reunión ejemplifica el espíritu del multilateralismo inclusivo y especialmente el papel muy importante de las
ciudades.

Reconozco al Gobierno de Japón por sus recientes progresos en materia de cambio climático, incluido el anuncio del Primer Ministro Suga de que Japón trabajará para convertirse en una sociedad carbono neutral para 2050.

Los sectores público y privado están respondiendo.

Más de 200 gobiernos locales y regionales de Japón se comprometen a2 emisiones para 2050.

Muestra cómo el liderazgo y la colaboración pueden acelerar las medidas para lograr la descarbonización.

Queridos amigos,

Alcanzar la red cero, especialmente en las ciudades, es una parte vital para alcanzar nuestros objetivos climáticos a largo plazo en virtud del Acuerdo de París.

El éxito en 2050, sin embargo, es imposible sin completar primero el trabajo de hoy , de 2021.

Este trabajo incluye finalmente pasar el Acuerdo de París de la adopción a la aplicación. Ha estado sobre la mesa durante cinco largos años. Sin embargo, no podemos llegar a la implementación a menos que logremos el éxito en la COP26 el próximo mes de noviembre.

En este momento, las naciones están lamentablemente atrasadas. Para ser claros, estaban atrasados antes de que comenzara la pandemia.

Aunque hemos visto señales recientes de impulso, las naciones simplemente no han hecho lo suficiente para completar el trabajo bajo el Acuerdo de París. Tampoco han elevado suficientemente la ambición climática en virtud de ella.

Un ejemplo es el reciente Informe de Síntesis de NDC, que mide el impacto combinado de los planes nacionales de acción climática en virtud del Acuerdo de París. Muestra que los niveles actuales de ambición climática están muy lejos de poner a las naciones en un camino que cumplirá los objetivos del Acuerdo de París de limitar las temperaturas globales a 1,5C para finales de siglo.

Al ritmo actual, las naciones lograrán sólo menos de un 1% de reducción de las emisiones para 2030 en comparación con los niveles de 2010.

El IPCC, como sabemos, exige que esa reducción sea un 45% menor.

Eso debe cambiar en 2021 y los principales emisores deben liderar. Ante una pandemia global y una emergencia existencial del cambio climático, el retraso es inexcusable.
La COP26, que se celebra dentro de unos meses, debe ser un éxito.

Es una prueba de credibilidad para nuestra lucha contra la emergencia climática.
En mi opinión, hay cuatro claves del éxito en la COP26.

En primer lugar, las promesas hechas deben cumplirse.

Eso significa que las promesas hechas por las Partes antes de 2020 deben ser honradas y completadas. Eso significa que los NDCs fuertes presentados este año y especialmente por los principales emisores.

También es cierto el compromiso de las naciones desarrolladas de movilizar 100.000 millones de dólares anuales a las naciones en desarrollo para 2020.

En segundo lugar, es hora de concluir las negociaciones pendientes y aplicar el Acuerdo de París.

Se ha agotado el reloj. La implementación es necesaria a todos los niveles, especialmente dentro de las ciudades.

Más gente vive en ciudades que en cualquier otro momento de la historia. Quieren y merecen vivir en áreas limpias, verdes y saludables.

El trabajo pesado será realizado por personas como urbanistas, proveedores de materiales de arquitectos y muchos otros. Pero deben ser apoyados por la política nacional y local y la inversión.

Necesitamos esas políticas ahora. Si queremos alcanzar las emisiones netas cero a mediados de siglo, estamos hablando de un período de tiempo de unos treinta años. Esa es la vida útil general de los edificios que se están construyendo ahora.

Se necesitan políticas para más que edificios.

La infraestructura de la ciudad debe alentar activamente a las personas a adoptar hábitos sostenibles como caminar al trabajo, reciclar los residuos domésticos, adoptar una economía más circular y más.

Estos son sólo algunos ejemplos rápidos de cómo la aplicación del Acuerdo de París — y con planes claros explicados en NDCs ambiciosos — puede acelerar las transformaciones en toda la sociedad que necesitamos urgentemente, y especialmente en nuestras
ciudades.

La tercera clave para el éxito en la COP26 es aumentar la ambición en mitigación, adaptación y finanzas.

El mejor momento para elevar la ambición climática fue
ayer. El próximo mejor momento es hoy. Nunca la expectativa mundial y el compromiso político han estado tan separados.

Es hora de cerrar esa brecha. Y cuando estamos hablando de elevar la ambición, no estamos hablando sólo de mitigación, sino también de adaptación y resiliencia y finanzas. Cuarto, no debemos dejar atrás ninguna voz o solución.

Anúnciate con nosotros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.